La importancia de la alimentación y su relación con el Covid-19

Durante los últimos años, ha ido aumentado el reclamo de la importancia de incorporar hábitos y estilos de vida saludables en nuestra sociedad. Más aún, con la llegada de la Covid-19, intensificando la preocupación por nuestra salud y bienestar.


La actual pandemia ha tenido un enorme impacto en nuestras vidas y nos ha hecho enfrentarnos a retos estresantes y angustiosos, provocando fuertes emociones tanto en adultos como niños. Las medidas de salud pública, como el confinamiento o el distanciamiento social, son necesarias para reducir la propagación del virus, sin embargo, pueden hacernos sentir aislados y aumentar nuestros niveles de estrés y ansiedad.



Emociones y alimentación


Los estados emocionales como la ansiedad, el estrés, la tristeza, la soledad o la preocupación son fuertes condicionantes para que una persona coma, incluso sin sentir hambre física o real. Un estudio realizado por la Sociedad Española de Obesidad apunta que, durante el confinamiento, el 44% de los españoles aumentaron de peso. Lo mismo pasó en Francia y Bélgica, con un aumento del 57% y el 25% respectivamente.


Nuestras emociones tienen un efecto poderoso sobre nuestra elección de alimentos y sobre los hábitos de alimentación, que tendrán grandes consecuencias en nuestra salud.

Existe una gran relación entre la nutrición y el sistema inmunitario. Muchos expertos afirman que llevar una alimentación y estilo de vida saludable puede reforzar nuestro sistema inmunitario y ayudar a protegernos contra la Covid-19. Sin duda, la nutrición es un componente determinante en el desarrollo y mantenimiento de la respuesta inmune de nuestro cuerpo, sin embargo, existen muchos mitos y bulos sobre alimentación e inmunidad contra el Coronavirus. Debemos destacar que no existen alimentos curativos o que nos protejan de la infección, como se ha dado a entender en numerosas ocasiones.



La clave del equilibrio


Los alimentos nos proporcionan energía y nutrientes que nos permiten mantener el funcionamiento de nuestro cuerpo en perfecto estado. Además, nos ayudan a blindar y fortalecer nuestro sistema inmune, encargado de las defensas y de crear anticuerpos para protegernos a largo plazo. Encontrarnos en un mejor estado nutricional, nos ayuda a prevenir las infecciones.


Debemos llevar una alimentación equilibrada y variada, basada en un consumo abundante de productos vegetales frescos, como las frutas y verduras, que nos ayudan a estar en un estado nutricional óptimo. Existen nutrientes que son de vital importancia como el cobre, zinc, hierro, selenio, vitaminas (A, B6, B9, B12, C y D), no obstante, es muy importante que no exista un déficit, ni tampoco un exceso de estos.



Existen dos grandes grupos enemigos de nuestro sistema inmunitario, que debemos eliminar de nuestra dieta ya que producen un gran impacto negativo sobre nuestro cuerpo. En primer lugar, los alimentos conocidos como ultra procesados: grasas saturadas, azúcares y otros refinados que pueden producir patologías como dislipemias, diabetes de tipo 2, alteraciones ateromatosas vasculares e incluso favorecer la aparición de procesos tumorales. Por otro lado, debemos omitir el consumo de hábitos tóxicos como las bebidas alcohólicas y el tabaco.



Desnutrición, sobrepeso y obesidad


Otros factores que influyen en la aparición de enfermedades son la desnutrición, el sobrepeso y la obesidad. Todos ellos se encuentran asociados a una inmunidad deteriorada lo que hace más graves sus evoluciones de la Covid-19, presentando una respuesta deficiente al tratamiento con antivirales y una menor eficacia de las vacunas. Por último, se considera que la obesidad es uno de los factores que pueden influir en las diferencias de mortalidad. Un estudio de la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO), ha señalado que el 80% de los pacientes españoles con forma grave de infección por Coronavirus tenían obesidad.



Vitamina D


Otro aspecto que debemos tener en cuenta es la gran importancia de la vitamina D. Esta contribuye a la absorción del calcio a nivel intestinal, al mantenimiento de huesos y dientes, así como al normal funcionamiento de músculos y del sistema inmunitario.


La vitamina D podemos encontrarla en diferentes alimentos como vegetales, hongos, pescados grasos, huevos y lácteos. Asimismo, la podemos obtener de forma sencilla cuando nos exponemos al sol de forma directa, durante al menos 10-15 minutos al día.



Existen grupos de población que tienen un mayor riesgo de presentar deficiencia de vitamina D, entre ellos las personas con obesidad, patologías de hígado o riñón, y las de la tercera edad.



Consejos saludables


Como ya hemos comentado, nuestra alimentación es un pilar fundamental para nuestro sistema inmunológico y nuestro bienestar mental; Sin embargo, necesitamos incorporar otros hábitos saludables en nuestra vida diaria, que nos ayuden a mantenernos saludables tanto en nuestro cuerpo como nuestra mente.


Aquí hay algunos consejos simples que puedes seguir desde hoy 😊


• Mantente hidratado, bebe de 1,5 a 2 litros de agua al día.

• Realiza una actividad física regular, preferiblemente al aire libre y que te haga sentir bien (caminar o trotar durante 30 minutos es un excelente comienzo).

• Si el tiempo lo permite, cierra los ojos y disfruta del sol durante 10 a 15 minutos (¡tu cuerpo te lo agradecerá!)

Haz una sesión de yoga, hay miles de videos y aplicaciones gratuitas que pueden ayudarte. Si te sientes "avergonzado" por probarlo por primera vez (sí, muchos de nosotros pensamos que el yoga es solo para mujeres y que el deporte y el yoga actividades opuestas), realiza esta actividad solo y lejos de la multitud.

Evita los productos y bebidas ultra procesados ​​(pasteles, patatas fritas, sopas en sobres, pizzas congeladas o no, refrescos, etc.). Desafortunadamente, estos productos representan casi el 80% de la oferta actual que encontramos en el supermercado. Consejo: aprende a leer las etiquetas de los productos que compras y observa los ingredientes que contienen.

Come alimentos "reales". Todos los alimentos que proceden directamente de plantas o animales, como verduras, huevos, frutas, leche, pescado y carnes frescas, frutos secos...

• A pesar de la situación actual, es fundamental para nuestro bienestar mental gestionar nuestro estrés y tratar de mantener una actitud positiva (todos los puntos mencionados anteriormente te ayudarán a conseguirlo). También puedes llamar o ayudar a un amigo o ser querido; las personas necesitamos relacionarnos para sentirnos bien y realizados.

Evita el consumo habitual de alcohol y tabaco, aunque parezca obvio, ya que su consumo está completamente normalizado en nuestra sociedad.



Finalmente, aquí termina nuestra primera entrada del blog. Si has llegado hasta aquí, te agradecemos mucho que hayas dedicado parte de tu tiempo a leer este artículo y te invitamos a que te suscribas a nuestra newsletter.


Esperamos que lo hayas disfrutado y te haya brindado un poco de ayuda e información. No dudes en compartirlo con tus amigos / familiares o con la persona de la que te acordaste mientras lo leías.


¡Te deseamos un gran día y nos vemos la semana que viene!


Te mandamos un abrazo virtual,


El equipo de EcoFit Experience